viernes, 17 de mayo de 2013

CUENTOS DE PAREJA Y OTROS RELATOS, DE HEBERTO GAMERO


Cuentos de pareja y otros relatos.
Autor: Heberto Gamero.
Formato: ebook (Amazon)

Cuando comencé a leer este libro de relatos de Heberto Gamero lo hice con el subconsciente libre de expectativas, ya que hasta ahora no había leído nada de este autor venezolano ni sabía de su recorrido literario. He de decir que a medida que progresaba en la lectura me picó la curiosidad y busqué su ficha de autor en Amazon. Sabía que no estaba frente a un autor novel, así que no me sorprendió que en su trayectoria como escritor hubiera premios y menciones honoríficas como la que recibió en 2007 en el Concurso Nacional de Narrativa Salvador Garmendia con la publicación de estos Cuentos de pareja y otros relatos.

No me queda duda de la calidad literaria de Heberto Gamero. Eso está muy bien, pero a mí me interesa en igual medida lo que un autor es capaz de transmitirme, si sus palabras llegan a filtrarse por debajo de la piel y me remueven un poco por dentro. Debo reconocer que un par de veces se me ha abierto la boca de pura admiración; por la forma de describir los detalles, por la habilidad con que maneja las emociones que surgen de la cotidianidad, por saber captar y plasmar con palabras la complicidad inherente que une a dos personas que actúan como una sola.   

Doy gracias a mi inestimable compañero Kindle Paperwhite (sí, ya sé que no suena muy poético) porque me ha permitido subrayar cada párrafo excepcional, cada sentimiento descrito con elegante delicadeza  y así poder volver sobre ellos cuando quiera releer algún pasaje que me haya llamado la atención. Y han sido muchos.

En los cuentos y relatos de Heberto Gamero destaca el elemento epistolar. Algunos de sus relatos están escritos a modo de carta en que el protagonista se dirige a una persona y cuyo fin suele ser tan moralizante como imprevisible. Ese es otro de los puntos fuertes que tienen sus cuentos; nunca estás seguro de cómo van a terminar pues si hay algo que los caracteriza es que no existen los finales predecibles.

Los relatos son intimistas, desarrollados dentro de lo cotidiano, con una propensión a escoger argumentos frecuentes donde el lector pueda sentirse identificado; desamor, pérdida, frustración, enamoramientos, la monotonía de la rutina...

Tengo que admitir que el relato «El Canadiense» es mi favorito; me ha hecho reír y reflexionar: si no estás a gusto con tu vida ¡cámbiala! Esa es la moraleja de este cuento fresco y  ágil. Os dejo un par de fragmentos que, por cierto, me ha costado mucho elegir de entre todos los buenos pasajes que tenía subrayados. 

«Todo partía del hecho  de haber pasado una buena parte de mi vida sin saber lo que realmente quería, sin hacer lo que de verdad quería hacer, sin dedicar mi vida a lo que ella me dictaba desde lo profundo de mi ser. ¿Cómo podría descubrirlo?, me pregunté. ¿Cómo se sabe cuál es el camino cuando cada vez que queremos intentar algo los fantasmas aparecen con sus mofas y susurros mezquinos? ¿Por qué es tan difícil para unos y tan fácil para otros descubrir lo que les apasiona? Temía morir sin saberlo». 

«Los fantasmas ganan terreno en los campos infértiles. Aparecen descoloridos con sus gritos de angustia en medio de días desolados de nubes oscuras y aliento marchito. Ruegan, imploran, claman, víctimas de voluntades cobardes que no se atreven a buscar entre las espinas el sublime aroma de la rosa, que no acarician sus pétalos porque no imaginan su textura y no caminan sobre ellas porque sólo ven fuego bajo sus pies. Convertidos en comida de monstruos, fáciles presas de charlatanes y aparecidos, víctimas de sí mismos, vagan por el mundo con la mirada puesta en la punta de sus pies, pateando latas vacías que ruedan sin rumbo por abismos de humo y coral».  

Para terminar, no me queda más que recomendar esta lectura. En realidad, creo que podría aventurarme a recomendar cualquiera de sus libros, porque Heberto Gamero te deja la sensación de que es ese tipo de autores con los que siempre saldrás ganando. Para mí ha sido, sin duda,  una experiencia enriquecedora.
Enlace del libro en Amazon: http://viewbook.at/B00BQOUEYQ

10 comentarios:

  1. Una magnífica reseña, Mayte. Celebro que hayas disfrutado con la lectura de "Cuentos de pareja". Heberto Gamero tiene el don de capturarnos con sus relatos, y tienes razón, no es un advenedizo en el mundo de las letras y eso se nota de inmediato cuando lees cualquiera de sus libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Blanca. Desde el primer relato se nota el buen oficio de escritor de Heberto. Ha sido una sorpresa muy agradable que me empuja a querer leer más obras suyas.

      Eliminar
  2. Gracias, Mayte, por esta reseña. Es una de las más hermosas y estimulantes que he recibido: un premio más del que me siento orgulloso y llevaré siempre conmigo en uno de esos sitios donde las cosas no se borran y el tiempo no tiene importancia. Si estuviese escribiendo sobre El Canadiense diría que Rayos de luz me empujan hacia un abismo de colores y toboganes de amarillos me elevan hacia los azules infinitos. Un abrazo. Heberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me han encantado tus cuentos, Heberto, creo que se nota. En especial "El Canadiense" se va a quedar conmigo mucho tiempo. Esa segunda voz que acompaña al protagonista de un modo metafórico me ha resultado fascinante. Un abrazo.

      Eliminar
  3. No sólo es un excelente escritor, es un Maestrazo, un incansable enamorado de capturar relatos escondidos en los corazones de sus alumnos. Tuve el privilegio de asistir a su mágico taller "Aprende a escribir un cuento" con el cual se ha propuesto sembrar en la mayor cantidad de gentes y muy especialmente en los jóvenes de bajos recursos de nuestra Venezuela, la compulsión a no poder volver a dormir tranquilo sin haber al menos escrito, como en mi caso, un pequeño relato cada día. Por él y por todos los que hemos quedado expuestos a su transformador influjo, te doy las gracias por tus excelentes conceptos de su obra. Jorge F. Muskus R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge Francisco, gracias a ti por tu comentario. También gracias por este apunte. Qué elogiable lo que cuentas. Por todo ello, me reafirmo aún más, si cabe, en seguir de cerca la obra de Heberto Gamero. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Esooo. Cómo podría no celebrar también el éxito de este gran ser humano si fue mi maestro, y creo que todos quieren decir algún día algo como: "¿así que te crees más cool que yo porque la tengo chiquita? Pues para que te lo cepilles, yo fui alumno de Dostoyevski, ¡jum!"... Y quizá unos cuantos futuros escritores proclamarán en tono arrogante: "yo fui discípulo de Gamero, y Messi es mejor que Ronaldo, ¡jum!"

    En fin, iba a decir algo que seguro era bien profundo, impactante y mas comercial que el Ipad con el que Justin Bieber juega Call of Duty. Lo chimbo es que olvidé que era. Pinche memoria buenísima para olvidar.

    Después de leer la reseña, mis ganas por leer este libro aumentaron a niveles gokulísticos, lástima que el wey de Maduro no coopera y sigo sin dólares. D: ¡Pero lo leeré! O dejo de llamarme ChandoChispa en el Need for Speed. Yeihh.!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu comentario, Javi. Me alegra mucho que te haya gustado la reseña. También me queda claro que el maestro Gamero deja una huella profunda y perdurable en todos sus alumnos.:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mayte, no había leído esta nota. Gracias a Javi por este divertido comentario. Uno de sus cuentos titulado Cuando algo grande muere, algo aún más grande nace. La historia de Xavi y Oriana, fue publicado en la I Edición de Cuentos de FAEC (Fundación Aprende a Escribir un Cuento), donde soy facilitador. Tengo muchas esperanzas en Javi y lo estoy alentando para que prepare un libro de cuentos. Un saludo para ti y ya voy subiendo a la "torre".

      Eliminar
    2. Gracias por el apunte, Heberto. Desde aquí va también mi ánimo para Javi; me encantaría poder leer su libro de cuentos. Un abrazo.

      Eliminar